La expansión en Franquicia

La expansión empresarial bajo la fórmula de la franquicia consiste en desarrollar todo sistema para reproducir un modelo de negocio exitoso y previamente probado, que cuenta con un cierto prestigio y unos procedimientos propios, los cuales son susceptibles a ser transmitidos a terceros.

Al crear una franquicia, lo que se está creando es un modelo contractual en cual una de las partes proporcionará a la otra, conocimientos que le facilitan el éxito, y para lo cual dicha parte, se comprometerá a seguir ciertos parámetros establecidos y al pago de una serie de cuotas.

Para el establecimiento de un negocio en el régimen de franquicia, es necesaria la elaboración de un plan de negocio, el cual debería comprender al menos los siguientes apartados.

1. Definición y viabilidad de franquiciar.

Lo primero que se necesita para garantizar la viabilidad de franquiciar un negocio es contar con un concepto empresarial completo y a ser posible probado.

Este concepto es apoyado con la posesión de plataformas diferenciadas, buenos programas de control, óptimos sistemas para la selección de personal, y aplicaciones informáticas actualizadas que garanticen el aprovechamiento de los recursos.

Además de ello, es necesario contar con una estructura departamental que facilite una correcta comunicación entre todas las partes que la constituyen, un buen uso del marketing y publicidad, cierta popularidad de marca, medios para proporcionar formación inicial y continuada, la concesión de territorios que garanticen exclusividad en la venta y por último la existencia de un contrato claro, detallado, eficaz y ecuánime.

Si no se cuenta con dicha estructura, lo primero a contemplar para convertirse en central franquiciadora es empezar con la planificación de la creación de dichas estructuras y la sistematización de procedimientos, de manera que seamos capaces de definir la estrategia de negocio que tenemos que implementar al momento de trabajar en la expansión.

Se debería de crear una estrategia que tome en cuenta la situación de mercado, políticas de aprovisionamiento, un plan de marketing, la imagen de la marca, atención al franquiciado y sistemas que faciliten la creación de una estructura y control por parte de la red.

En este estudio se deben incluir a detalle las previsiones de crecimiento empresarial y las valoraciones económicas que correspondan a la implantación del proyecto como central de franquicia y como establecimiento franquiciado, de ser posible a tres años.

2. Presentación del negocio y elaboración de la documentación contractual.

Después de valorar la franquiciabilidad del negocio y definidos los aspectos estratégicos para la explotación del negocio es necesario crear un buen soporte documental tomando en cuenta siempre las condiciones legales correspondientes a la normativa nacional para el sector.

Esto debe incluir:

• Elaboración del Dossier informativo de Franquicia.
• Redacción del Precontrato de Franquicia.
• Elaboración del Contrato de Franquicia.

3. Transmisión del Saber Hacer.

Un elemento clave que inclusive, diferencia lo que es franquicia de lo que no, es la transmisión que proporciona el franquiciador de su “Know How” o saber hacer.

Es necesario materializar dicha transmisión a través de la entrega de manuales operativos muy concretos y detallados que contengan dicha información, los cuales permitirán a los franquiciados desarrollar su negocio bajo parámetros uniformes a toda la red.

Estos manuales deberían incorporarán información relativa a la actividad exacta a desarrollar y cómo hacerlo, el papel fundamental de los recursos económicos, técnicos y humanos, el estudio del entorno y sus cambios, y por último las pautas para controlar y mejorar nuestra calidad y nuestra productividad.

Es importante tomar en cuenta la importancia del detalle en estos manuales, ya que se convertirán, en caso de dudas, en el primer recurso de consulta de todos los franquiciados.

4. Plan de Desarrollo Empresarial.

Por último, pero no restándole importancia, sino todo lo contrario, es fundamental contar con una planificación del crecimiento de los puntos de venta de la futura red.

Algunos aspectos imprescindibles en este paso son en relación a la:

• Definición de zonas de implantación prioritaria.
• Análisis y definición del perfil ideal del franquiciado.
• Establecimiento del nivel poblacional estimado para rentabilizar la actividad y parametrización de la zona de exclusividad territorial de una unidad.
• Definición de los objetivos anuales de aperturas y la cobertura geográfica del mercado.
• Establecer claramente la planificación organizativa de expansión.
• Definición de las acciones y vías de comunicación necesarias poder alcanzar los objetivos establecidos.

lasfranquiciasenmexico.com

lasfranquiciasenmexico.com es un proyecto de la  Consultora y Abogados de Empresas - Franquicias :  Grupoius,  su división de Asesorías de Empresas : iusQuality.com y su agencia de comunicación iusComunicacion, expertos en la creación, asesoría, gestión, crisis y expansión de empresas y franquicias, desde 1994.

Sitio Web: www.lasfranquiciasenmexico.com
Más en esta categoría: La formación inicial en franquicia »